domingo, 1 de febrero de 2009

Defensa de Partos Respetados

EN DEFENSA DE VICTOR IBARGUREN (OBSTETRA MARPLATENSE)
Le iniciaron un sumario que el colegio de médicos de la ciudad de Mar del Plata a raiz de una entrevista que le hizo el diario de la ciudad sobre la humanizacion del nacimiento.
NOTA PERIODISTICA:
El obstetra Víctor Ibarguren habla de cómo humanizar los nacimientos“El parto es un fenómeno instintivo que hay que perturbar lo menos posible”
El médico critica el modo en que se produce la mayoría de los nacimientos.
En la filosofía del parto respetado-que defiende-la mujer tiene voz y voto, elige la posición más cómoda, busca la intimidad y hasta opta por parir en su propia cama, tal como hacían nuestras abuelas.
Las normas dicen que la mujer embarazada a punto de parir debe estar sujeta a una cama, atada a un suero, semisentada y con anestesia.
Si el trabajo de parto se extiende en el tiempo, muchos profesionales no dudarán en aplicarle de modo artificial la hormona de la oxitocina, con el fin de que las contracciones se aceleren y para en veinte minutos.
Si el canal de parto es estrecho, tampoco dudará en realizar “la práctica quirúrgica más diseminada en el mundo”: la episiotomía. Es decir, hundir el bisturí en la vagina de la futura madre para ampliar el espacio y “ayudar” al bebé por nacer.
Las cesáreas se programan con anticipación para evitar que los chicos nazcan un fin de semana y arruinen así los planes del obstetra.
Tanta intervención médica, tanta tecnología aplicada al nacimiento, invirtió los roles. Los protagonistas del parto ya no son la mamá y el bebé, sino los equipos profesionales cada vez más entrenados en la rapidez.
Crítico de esta situación que terminó deshumanizando la llegada de un ser humano al mundo, Víctor Ibarguren propone volver a escuchar los tiempos de la naturaleza, que no son otros que los tiempos de la mujer. Sincero, dice:”Me parece que nuestra profesión es muy soberbia. Es tiempo de que cada uno de los profesionales que estamos a cargo de la asistencia de los partos revisemos nuestras prácticas, ver qué sirve y qué no, y hacer un balance con humildad
.Inquieto, insatisfecho con la forma “institucional” que adquirieron los nacimientos en los hospitales y clínicas, Ibarguren empezó a informarse sobre los partos respetados, un concepto al que arribó de la mano del especialista francés Michel Odent y de su libro “Nacimiento renacido”, entre otros que consultó.
Me pasaba que no sabía por qué cuando bajábamos a la sala de parto a una mujer que tenía dilatación completa de pronto se le iban las contracciones. Entonces, ¿qué hacíamos? Le poníamos un suero, le poníamos oxitocina y que pariera en veinte minutos. Después me di cuenta de que esto ocurría porque sacábamos a la mujer de la habitación en la que había anidado, El alerta y el estrés que eso producía le frenaba todo. Es que uno está entrenado en que el parto tiene que durar un tiempo determinado”, relata.
Como hembras mamíferas “Los médicos no sabemos qué es la fisiología del nacimiento”, vuelve a criticar Ibarguren, que es integrante del equipo de obstetricia del Hospital Privado de Comunidad.
“La gran mayoría de las veces el parto podría fluir solo”, es decir, sin necesidad de medicalización. El médico llega a esta conclusión a partir de observar a la hembras mamíferas. “Quien comanda el parto es el cerebro primitivo, común a todas las hembras mamíferas. Pero la mujer como ser racional tiene un cerebro nuevo, que es el cerebro del intelecto, donde llega todo lo que nosotros somos capaces de aprender y reproducir-explica-. El cerebro viejo es el que rige lo instintivo. Si reconociéramos que el parto es un fenómeno instintivo y no se puede controlar y que hay que perturbar lo menos posible seguramente habría muchas menos complicaciones en el campo de la obstetricia”.
Ibarguren señala que en el momento de dar a luz las necesidades de la mujer son dos: sentirse segura y no sentirse observada, tal como le ocurre a todas las hembras mamíferas a punto de parir.
“Los animales que viven de día paren de noche, y viceversa. Y buscan la intimidad. Una hembra humana durante el trabajo de parto necesita sentirse segura sin sentirse observada-agrega-. De la misma manera, una gata se aísla, pare en un placard, en una canasta, pero sola y sin que haya gente ni otros animales. Si esa gata intuye el peligro su mismo cerebro troncal va a hacer que se inhiba el parto. La gata va a generar adrenalina, que es la hormona del estrés, y el parto se va a reiniciar cuando vuelva a encontrar seguridad. La interferencias en el trabajo de parto son todos estímulos que inhiben el cerebro primitivo”.
-¿Desde un hospital, cómo se podría contribuir a cuidar la intimidad de la parturienta?
-Hacer que la mujer para en penumbras o con poca luz, con poco ruido, sin que haya portazos ni un montón de gente observándola, y que la partera o médico hablen lo menos posible, porque el lenguaje es el principal estímulo que molesta. Y crear un clima amoroso. El acompañamiento amoroso de la pareja es la clave y también el de una mujer que ya haya parido. Un parto respetado implica un entorno amoroso en el nacimiento.
-¿En Mar del Plata, la futuras mamás aceptan parir de un modo natural?
-No muchas, aunque sí creo que hay mujeres que están buscando otras alternativas, están buscando ser protagonistas. Yo soy optimista y creo que es una cuestión de tiempo, porque el cambio viene de abajo, viene de las mujeres. Todavía me parece que el parto respetado es para una minoría, una minoría cultural más que económica, y que está empezando a cobrar fuerza porque además son mujeres que vienen de malas experiencias, de malos partos.
-¿Esta posibilidad de elegir que tiene la mujer en el parto respetado también influye en la decisión de no permitir una episiotomía?
-Sí, también. La episiotomía es la práctica más difundida en el mundo. Tiene sus motivos pero en la gran mayoría de los partos no es necesaria. Es un corte que uno hace en el periné para ampliar el canal de parto y acelerar la salida del bebé. El fundamento de su práctica es que previene prolapsos y desgarros. Pero hoy no se sabe si los previene. Yo las trivializaba, decía “es un corte”, pero después observé que la mujer continúa con dolor en la vagina durante el puerperio. Y hay mujeres a las que les cuesta volver a retomar su actividad sexual. Cuando empecé a formarme empecé a ser más respetuoso.
-Esta clase de nacimientos abarca la posibilidad de un parto en el domicilio. ¿Es seguro parir en casa?
-Hay estudios que indican que un parto planificado en el hogar es seguro, en general por ignorancia se lo ataca mucho. Todos piensan que es inseguro y yo diría que es todo lo contrario, porque en el parto en domicilio no se va a intervenir y la mayoría de las complicaciones que vemos en los hospitales son secundarias de intervenciones innecesarias. En un parto natural no hay goteo, no hay suero, no hay anestesia, no hay una peridural. Y los que planifican el parto en el hogar seguramente tienen un equipo de salud, porque el parto es seguro pero con una asistencia, o de una comadrona, o de un médico o de dos parteras. Y en un parto domiciliario tiene que haber un plan B: es decir que pueda haber un traslado. Está en la pesquisa del profesional ver en qué momento se puede hacer el traslado. Pero es raro que un parto en domicilio se complique.
Creo que un parto respetado puede lograrse en una institución, por supuesto, pero en un domicilio es donde está a pleno la fisiología verdadera.
--------------------------------
La Red Latinoamericana y del Caribe por la Humanización del Parto y Nacimiento (RELACAHUPAN) y sus representantes regionales en la Argentina, brindan su entero apoyo al Dr. Víctor Ibarguren por entender que tanto en sus declaraciones públicas, como en sus actos profesionales promueve valores tales como el respeto, la comprensión y el compromiso de revisar permanentemente sus prácticas y actitudes en el cuidado de la salud de quienes lo requieren.
Todo esto no sólo ennoblece la labor del médico si no que son valores que esta Red destaca desde su Acta Fundacional en todos aquellos profesionales vinculados al parto y nacimiento ya que constituyen la esencia del concepto Humanización QUE IMPLICA no sólo el respeto por las necesidades y derechos individuales de cada SER HUMANO sino también por las normativas y leyes vigentes en nuestro país.
Desde Doulas de Rosario Quedamos a disposición del Tribunal para la participación que considere acertada para este caso.
 
 
EN DEFENSA DE CELSA BRUENNER( OBSTETRA CORDOBESA):
La Red Argentina para la Humanización del Parto y Nacimiento (relacahupan-Argentina) denuncia:“Quieren maniatar a Celsa Bruenner y en su nombre a todos los que creemos que el nacimiento y el parto pueden y deben ser vividos y asistidos de otra manera”. Celsa Bruenner es Obstetra y Tocoginecóloga desde 1992 trabaja en el Hospital Misericordia de la ciudad de Córdoba.
El viernes 23 de mayo de 2008 le comunican a través de un escueto documento (media carilla) firmado por el ministro de salud que se hace el Pase en comisión desde el Hospital Misericordia a la Dirección de Salud Ocupacional (Reconocimientos Médicos) por estrictas razones de servicio (que no se especifican) Es decir lejos de la sala de partos a llenar papeles y en un cargo de menor rango y jerarquía.
Se sabe que dicho pase fue motivado por confrontaciones reiteradas con la jefa del servicio (Dra Rivero) del hospital y el anterior director ahora secretario del ministro de salud (Dr Pedeta). Desde entonces y antes, siempre la llamaban y pedían informes desde “arriba”: Que por qué no inducía, por qué parto vaginal después de una o más cesáreas, por qué en cuclillas, por qué sin episiotomía,… a lo que ella respondía impecablemente con toda la evidencia científica y la ley 25.929 de Derechos de los padres e hijos durante el proceso del Nacimiento -vigente desde 2004- como respaldoNunca se dejó amedrentar, ni dejó de actuar como creía. Sus jefes siempre se negaron a reconocer -ya que la satisfacción y la dignidad de las familias no parecía suficiente- los mejores resultados en morbimortalidad perinatal que implican su forma de trabajar.Se está apelando la medida por las vías administrativas y legales con que se cuenta.
Los que crean que pueda aportar, ya sea difundiendo en distintos medios, organizando actividades para manifestar el repudio por esta velada “sanción” será bienvenido.http://partorespetado.blogia.com/ Se creo este blog en apoyo y está toda la información de las actividades en apoyo que se están realizando.
Desde Doulas de Rosario queremos juntar firmas en su apoyo, si estás de acuerdo mandanos tus datos (nombre, apellido, dni, profesión) y la haremos llegar atraves de la Relacahupan, la cual representamos, y a su vez a la causa.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Mi denuncia es porque gracias a los procedimientos inhumanos de los médicos de mis dos anteriores partos, hoy tengo un terrible miedo al parto, estoy embarazada de 5 meses, solo faltan 4 meses!! mi fobia esta centrada en las torturas q los medicos ejercen a las parturientas, como las q han hecho conmigo, entre ellas, obligarme a estar acostada boca arriba, atarme de pies y manos al querer levantarme, aplicarme goteo para acelerar las contracciones, contra mi voluntad. Se negaron a aplicarme anestesia, Ademas la partera, quien tenia uñas larguísimas, las utilizo para romper la bolsa, lo cual produjo mas dolor del que ya tenia, y al sacar a mi bebe dejo arañazos en su cabecita. Me trato mal, me insulto diciendome "Loca callate", y todo esto me ha dejado muy mal psicologicamente. Realmente queria tener otro hijo pero ahora q ya se acerca el momento, tengo mucho miedo y no se adonde acudir, por favor pueden responderme?

Doulas de Rosario dijo...

Nos gustaria que te comuniques con nosotras al mail o dejanos un mail de contacto, asi vemos como ayudarte.

Carolina dijo...

Buen día. Soy partera, ejercí muchos años como me habían adoctrinado en la facultad, pero lentamente y viendo como se manejaban las cosas algo empezó a hacerme "ruido" en la cabeza, empecé a disentir con los manejos de los partos, comenzaron las peleas con las personas que me habían formado y en un momento decidí alejarme de la profesión, todo era muy doloroso, no sabía que había opciones, no sabía que había más profesionales que pensaban como yo. Nunca me alejé del todo, siempre seguí leyendo cuanto material de parto humanizado lograba encontrar y supe que ahí estaba mi vocación. Estoy viviendo hace unos meses en la Provincia de córdoba y quisiera ponerme en contacto con profesionales que trabajen en esta modalidad de parto humanizado. Les dejo mi mail para que me pasen los datos de con quien me puedo comunicar: losada_carolina@hotmail.com
Muchas gracias!
Carolina